SCIFIWORLD 1.0

Sam con el ejemplar #68 
Una de las alegrías que me ha dado el realizar un largometraje, ha sido poder ver el seguimiento del mismo a través de una revista de tirada nacional.
En algún caso aislado revistas, magazines y fancines, se habían hecho eco de mis obras. Pero tener la oportunidad de hablar sobre mi película ademas reiteradas veces, esto tengo que agradecerselo a Scifiworld y particularmente a Luis Miguel Rosales, director de la revista y a Raul Gil Toural director artístico que ademas se encargo de la fabulosa maquetación de los artículos.
Se que muchos comprasteis la revista en su día, pero seguramente alguno no se pudo hacer con los ejemplares. Así que he decidido reproducir aquí los textos íntegros , aunque os recomiendo que los veáis, si tenéis la oportunidad en el propio magazine, ya que incluyen fotos exclusivas de la película, así como del making of y algún que otro diseño.
Los textos en su mayoría son míos. Esto también era un gran aliciente, ya que muy pocas veces es el director el que habla directamente, casi siempre hay algún intermediario lo cual se presta en ocasiones a reinterpretaciones que en algunos casos resultan desafortunadas.
Así pues os dejo con el texto que se publico en el numero 68 de la revista, en próximas semanas el resto.
asi se abría el articulo 

No siempre tiene uno la suerte de poder hablar de su proyecto así, directamente, además ya sabéis como somos los directores nos encanta hablar de nuestras películas, es como cuando los padres te hablan de sus hijos, de manera que podéis entender como me siento, lleno de orgullo y entusiasmo, y mucho más con Pos eso que es mi primogénito.

Para los que no me conozcáis, comentaros que me he dedicado al cortometraje en los últimos 15 años, como realizador más o menos independiente, mis cortos podríamos decir que han tenido bastante aceptación en los circuitos de festivales. Pero para ser honestos es muy difícil llegar al gran publico con un corto, también lo es con un largo, de manera que agradezco enormemente esta oportunidad que me brinda Scifiworld de poder hacerlo, cuando aún la producción no ha concluido.

Mi película básicamente es una película fantástica, que intenta rendir homenaje al cine de terror. Con esta premisa son infinidad las cintas que han sido presentadas a lo largo de los años, lo que hace a esta diferente del resto son dos detalles, el primero: que esta ambientada en España, en esa España cañi, de folclore y pandereta; y el segundo: que es una película de animación en stop-motion con personajes de plastilina.

Supongo que muchos os preguntareis ¿pero cómo?, imagino que si alguno ha visto cualquiera de mis cortos ya se hará una idea y si todavía los hay que no terminan de verlo claro, yo intento describirlo como un mestizaje entre "La escopeta nacional" de Berlanga y "Los Simpson" especial halloween.

Si en mis anteriores cortos, he revisitado, siempre con esta fórmula, películas como "Frankestein" en Vicenta y en The werepig "La matanza de Texas" o "Un hombre lobo americano en Londres", en esta ocasión mis referentes han sido principalmente dos "El Exorcista" y "La profecía" aunque también me he dejado influir por cualquier película de temática Paranormal o demoniaca.

En Pos eso asistimos al drama de una madre, La Trini, que ha de sacar adelante una familia tras la muerte de su esposo y hacer frente al inexplicable comportamiento de su hijo. También al desolador panorama que ha de afrontar el padre Lenin tras la muerte de su madre, la perdida de su parroquia y a la postre de su propia Fe. Somos testigos de como estas dos vidas al borde del colapso se aliarán para enfrentarse, ni más ni menos que al Demonio que se ha instalado en Damian, único hijo de la Trini.

Yo intento establecer paralelismo entre los personajes de las películas que me gustan y los personajes que creo para las mías, así pues si la madre en el Exorcista era una actriz famosa, pues yo aquí la convierto en bailaora de éxito, o si el padre en la Profecía era un personaje importante de la política, pues en mi versión es un famoso Torero, el cura del exorcista se sentía culpable de tener a su madre abandonada, pues aquí… exactamente igual con el agravante de que  el padre Lenin se echara en las manos del alcohol para superarlo. La niña del exorcista directamente se ha convertido en el Damián de la Profecía.
El verdadero reto es coger todos estos elementos y crear una historia coherente que rinda homenaje a sus predecesores y al mismo tiempo tenga su propia identidad, dejando espacio tanto para guiños a películas de género, como protagonismo para todos aquellos clichés de la España profunda.

Mi forma de trabajo no es muy ortodoxa, se basa un poco en todo lo que he ido aprendiendo a lo largo de mi paso por otras producciones, hay veces que creo que algo se puede mejorar e intento hacerlo, en otros casos sé que mis medios son mucho mas limitados y tengo que encontrar una fórmula para que el producto no desmerezca, tengo la ventaja de haber colaborado con muchos de los grandes de la animación tanto nacional como internacional y puedo decir que he aprendido a adaptarme, y aunque estamos haciendo un largometraje, desde el primer momento tanto el productor Carlos Juárez como yo sabíamos que esto no era una superproducción, pero siempre hemos mantenido la premisa de que el espectador no tiene porque saberlo.

Conseguir un guión del que este convencido no es fácil es un proceso de ensayo y error, lo escribo y lo muestro, lo vuelvo a reescribir, lo vuelvo a mostrar y así sucesivamente, siempre a gente en cuyo criterio confío. En esta ocasión además he contado con Rubén Ontiveros entre otros colaboradores y asesores que me han ayudado tanto a desarrollar la trama como a darle solidez a los diálogos, aunque de nuevo de lo que mas me fío es de la cara de la gente a medida que les voy desgranando la trama de la historia, es en esos pequeños gestos en los que me baso para luego desarrollar mas una escena, acortarla o suprimirla, soy un poco paliza y cada vez que doy con algún amiguete que no sabe de que va mi nuevo proyecto acabo contándoselo.

Luego toca dibujar, ya sabéis: diseños, story-board, planos de los decorados etc… Habitualmente lo hago yo mismo, pero en esta ocasión dado el volumen de trabajo he contado con otros colaboradores y en especial con Aitor Herrero que se ha hecho cargo de la mayor parte del story-board de la película. Se podría decir que esta es una de las partes que más me gustan donde todo esta aun por hacerse, y donde las cosas empiezan a cobrar forma, lamentablemente nuestro calendario era muy estricto y dadas nuestras limitaciones de espacio debíamos empezar a rodar cuanto antes, de manera que toda esta fase se compagino con el inicio del rodaje, muy limitado tan solo dos platos. Sin embargo había que preparar decorados, personajes, iluminar todo ello al mismo tiempo que seguíamos con el story-board, diseñando y creando personajes y escenarios. Pero bueno esa ha sido la tónica de toda la producción, donde la pre-produción de algunas partes se solapaba con la producción e incluso con la post-producción de otras.

En los momentos de mayor volumen de trabajo rodábamos en seis platos, al tiempo que seguíamos construyendo decorados y personajes para otras escenas, simultáneamente reparábamos y preparábamos todo lo necesario para el día a día. Hemos llegado a ser 15 trabajando simultáneamente, entre taller, vestuario, modeladores, animadores, fotografía producción y postproducción. A mucha gente le parecerá una cifra ridícula teniendo en cuenta que se trata de un largometraje, pero creedme, estaba acostumbrado a un máximo de 7 u 8, así que el nivel de estrés era muy alto y las jornadas empezaban muy pronto y terminaban muy tarde. Para el resto del equipo el viernes concluía su semana laboral, pero tanto para mí como para Flora Cuevas, jefa de producción y encargada del vestuario, el sábado y el domingo solo eran un día más, eso si luego íbamos al cine.

Tan pronto tuvimos la primera animática, de esto se encarga Remi Hueso así como de la supervisión de efectos visuales (la animática no es ni más ni menos que editar el story-board como si de una película de viñetas se tratase), empieza la labor de completar el casting, donde tenemos que dar con los actores mas apropiados para que presten su voz a los personajes de plastilina que aparecerán en pantalla. No es por echarme flores, pero tenemos un pedazo de reparto de los que quitan "Er sentio", Josema Yuste, Santiago Segura, Alex Angulo, Concha Goyanes y Anabel Alonso, interpretan los papeles principales, pero es que además tenemos como compañeros de reparto entre otros a: Carlos Areces, José Mota, Mónica Chaparro, José María Iñigo o Mariví Bilbao, en la que lamentablemente será su ultima película.

Cuando vimos la primera animática con las voces de los actores definitivas, cualquier duda que tuviese sobre la película se disipó, era divertida, entretenida y trepidante y eso que sólo estábamos viendo unos dibujos que apenas se movían.
Ese sentimiento es muy importante mantenerlo y atesorarlo, porque la mayoría de los chistes, apenas cambian, pero pasados más de dos años desde aquel primer visionado y si bien es cierto que la práctica totalidad de esos story-boards se han sustituido por planos ya definitivos de la película, es fácil tener dudas sobre si aquello que era tan gracioso al principio, seguirá siéndolo con el tiempo, hay que tener Fe, Fe en lo que sentiste en el primer momento y digo esto con la boca muy pequeña, porque cada vez que reviso una escena siempre me asaltan dudas, de si será o no acertada, divertida, demasiado lenta o rápida.

Con semejante reparto, lo único que puedes hacer es dejarte los cuernos para que el resto este también a la altura, y eso es exactamente lo que hemos hecho, hace más de tres años que empezamos y para esta producción hemos construido más de 70 personajes, unos 100 decorados, más de 2000 piezas de atrezzo, más de 200 cabezas de plastilina, 300 dentaduras, 200 pares de ojos, unas 500 manos de plastilina y todo ello a mano de manera artesanal. Por el estudio han pasado especialista en diversas disciplinas venidos de muy distintos puntos de nuestra geografía y alguno que otro venido de fuera, a fecha de hoy ya han pasado por esta producción más de 60 personas entre los distintos departamentos que la componen de más de 6 nacionalidades distintas.

Como siempre la animación es lo que más curiosidad suscita, sin embargo sigue haciéndose como siempre fotograma a fotograma, la gente a menudo me comenta "que paciencia tenéis", la respuesta es "Para nada", soy de naturaleza impaciente, y la verdad es que la animación es un proceso muy lento, pero al mismo tiempo es muy dinámico y en absoluto monótono, cada día es una nueva aventura, un nuevo reto al que enfrentarse y una nueva cota que alcanzar, así que de paciencia no va la cosa, más bien de tenacidad. Aunque para no faltar a la verdad hace falta tener paciencia para esperar 3 o mas años a ver el trabajo concluido.

Pero si hay algo que ha conseguido que esta técnica supere con éxito el cambio de milenio, es precisamente que ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos, y la vanguardia de la tecnología se da cita con la más tradicional forma de hacer efectos especiales, en nuestro caso hacemos uso de cualquier técnica que consiga llevar a la pantalla nuestra visión desde lo mas clásico hasta lo más complejo en CGI y efectos visuales.

Todo ello conformara Pos eso, la primera comedia de acción satánica en plastilina,  y que he tenido el inmenso placer de presentaros.

Sam